Glosario


Alimentación phantom :

Todos los micrófonos de condensador requieren alimentación phantom para funcionar. Los 48 voltios (a veces 12 V) suelen ser suministrados al micrófono desde el mezclador y son transportados por el cable de micrófono. Algunos micros de condensador pueden ser usados con una pila o batería interna y por tanto son más adecuados para su uso con mezcladores y tarjetas de sonido que no dispongan de alimentación phantom.


Bidireccional:

Un patrón polar bidireccional es conocido también como "en forma de ocho". Un micrófono con un patrón polar en forma de ocho capta el sonido procedente de la parte frontal y posterior del micro, pero no de los laterales (ángulo de 90 grados). Los micrófonos con un patrón polar en forma de ocho son por lo general micros de cinta o de gran diafragma.


Cardioide :

Un micrófono cardioide tiene la máxima sensibilidad en su parte frontal y es menos sensible en la posterior. Esto lo aísla del ruido de ambiente no deseado y hace que sea más resistente ante la realimentación que los micros omnidireccionales. Esto hace que un micrófono cardioide sea particularmente útil para escenarios con mucho volumen.


Cinta :

La cinta es uno de los componentes de un micrófono de cinta y se ocupa de captar el sonido. Habitualmente se trata de una fina lámina de algún material conductor de la electricidad. Esta lámina está suspendida entre dos polos de un potente bloque magnético; un extremo conectado a tierra a las piezas polares y el otro externo aislado. Este diseño permite que un voltaje de señal sea formado por la vibración de la lámina dentro del denso campo magnético. Los micrófonos de cinta son habitualmente bidireccionales. Captan el sonido procedente de la parte frontal y posterior del micrófono, pero no de sus laterales (ángulo de 90º).


Circuito balanceado :

Existen dos tipos de circuitos de salida de micrófonos - Balanceados y no balanceados.

Una salida no balanceada transporta la señal en un único conductor o filamento eléctrico (y un blindaje o malla). El zumbido de un cable de corriente cercano y otros tipos de interferencias eléctricas puede ser captado fácilmente por este tipo de circuito y será audible, reduciendo la calidad del sonido. En una salida balanceada, la señal es transportada en dos filamentos o cables (y un blindaje).

La señal de los dos filamentos está al mismo nivel pero tienen polaridades opuestas (es decir, una señal es positiva y la otra es negativa). Este cable también captará interferencias eléctricas, pero una entrada de micrófono balanceada solo amplificará la diferencia entre las dos señales, rechazando cualquier parte de una señal que sea idéntica en ambos conductores. Audio-(-Audio)=Audio+Audio y Ruido-Ruido=0. Esto, al final, elimina el ruido eléctrico y le ofrece una señal audio más potente.


Circuito no balanceado :

Existen dos tipos de circuitos de salida de micrófonos - Balanceados y no balanceados.

Una salida no balanceada transporta la señal en un único conductor o filamento eléctrico (y un blindaje o malla). El zumbido de un cable de corriente cercano y otros tipos de interferencias eléctricas puede ser captado fácilmente por este tipo de circuito y será audible, reduciendo la calidad del sonido. En una salida balanceada, la señal es transportada en dos filamentos o cables (y un blindaje).

La señal de los dos filamentos está al mismo nivel pero tienen polaridades opuestas (es decir, una señal es positiva y la otra es negativa). Este cable también captará interferencias eléctricas, pero una entrada de micrófono balanceada solo amplificará la diferencia entre las dos señales, rechazando cualquier parte de una señal que sea idéntica en ambos conductores. Audio-(-Audio)=Audio+Audio y Ruido-Ruido=0. Esto, al final, elimina el ruido eléctrico y le ofrece una señal audio más potente.


Compresión:

Los distintos formatos de compresión digital son los siguientes:

  • AAC – Formato de compresión de Apple
  • FLAC – Formato de compresión Lossless
  • Ogg – Formato de compresión de Vorbis
  • MP3 – El formato de compresión más famoso.
  • WAV – Formato de audio digital sin compresión ni descartes
  • WMA – Formato de compresión de Windows
     

Compressor:

Un compresor es un dispositivo que reduce el rango dinámico de una señal de audio. Primero se debe establecer un umbral. Cuando la señal audio sea superior a ese umbral, su ganancia será reducida. La cantidad de reducción de ganancia aplicada dependerá del ajuste del ratio o porcentaje de compresión. Por ejemplo, con ratio 2:1, por cada 2 decibelios que aumente la señal de entrada, la salida solo podrá aumentar 1 decibelio. Existen otros parámetros en el compresor que también afectarán al rendimiento de su procesado sobre señales concretas; tiempo de ataque, tiempo de salida y otros también son muy importantes.


Condensador:

Los micrófonos de condensador son más sensibles y ofrecen un sonido suave y natural, aunque tienen que tener una fuente de alimentación. Usan un bloque formado por un diafragma cargado eléctricamente y una placa trasera para formar un condensador sensible al sonido. Cuando el sonido haga que el diafragma se mueva, la distancia entre este diafragma y la placa trasera cambiará. Esta variación en el espacio cambiará la capacidad del condensador y producirá la señal eléctrica. Todos los micrófonos de condensador deben disponer de una fuente de alimentación; pueden ser unas pilas colocadas dentro del propio micrófono o por alimentación phantom.


Decibelio - dB:

El decibelio (dB) no es realmente una unidad de medida como pueden ser los metros, centímetros o kilos. El decibelio es una comparación entre dos valores y es una expresión usada habitualmente en mediciones eléctricas y acústicas. Es decibelio es un valor que representa una relación o porcentaje de dos valores de una cantidad como voltaje. Realmente es un valor logarítmico cuya finalidad principal es escalar un gran rango de medición para convertirlo en un rango más pequeño y más útil. El cálculo de la relación de decibelios con respecto al voltaje es: dB = 20 x log(V1/V2)


Dinámico:

Los micrófonos dinámicos tienen una construcción relativamente sencilla y por tanto son más asequibles y robustos. Pueden aceptar niveles de presión sonora extremadamente altos y raramente se ven afectados por niveles extremos de humedad o temperatura. Para captar el sonido, los micrófonos dinámicos usan un diafragma, una bobina de voz y un imán. La parte trasera del diafragma está unida a la bobina de voz, que está rodeada por un campo magnético. El sonido captado por el diafragma mueve la bobina de voz dentro de ese campo magnético y genera una señal eléctrica; esa señal es una representación eléctrica del sonido captado.


Distorsión armónica total:

La distorsión armónica total o THD es una medida de la cantidad de ruido eléctrico que produce un dispositivo y es la más habitual de las medidas del campo del audio, salvo quizá la respuesta en frecuencia. Para realizar esta medición, es pasada una única frecuencia con una onda sinusoidal de una pureza armónica conocida a través de la unidad a comprobar y después a través de un instrumento de medición de la distorsión. En base a un nivel de referencia de medición, el instrumento elimina la frecuencia usada para el test y deja pasar la señal restante a través de un grupo de filtros de limitación de banda, ajustados a la anchura de banda objetivo (habitualmente 20 Hz-20 kHz). Todo lo que queda será el ruido, incluyendo cualquier zumbido de línea eléctrica o zumbidos de interferencias, etc. así como las distorsiones armónicas generadas por la unidad.


Diversity:

Los receptores de micrófonos inalámbricos llamados "diversity" disponen de dos antenas independientes para asegurarle una recepción de señal consistente. Si la señal inalámbrica es pobre o incluso con ruidos en una antena, la segunda se ocupa entonces de la recepción para evitar esas señales con ruidos y/o cortes. Todos los productos inalámbricos de Shure ofrecen recepción diversity para maximizar su fiabilidad en comparación con los sistemas no-diversity, que solo tienen una antena.


EQ - Ecualizador:

La ecualización (EQ) o control tonal se usa para modelar la respuesta en frecuencia (y calidad sonora) de alguna concreta. Un ecualizador tiene la capacidad de realzar y/o cortar la energía (amplitud) en rangos de frecuencias concretos. Se puede usar esta ecualización para conseguir una respuesta en frecuencia plana para todo un sistema, o se puede usar también de forma más imaginativa para colorear el sonido de un instrumento específico.


Efecto de proximidad :

Todos los micrófonos direccionales (p.e. cardioide supercardioide) están sujetos a este "efecto de proximidad". Cuando acerque el micrófono a la fuente de sonido, habrá un aumento en la respuesta en graves y, por tanto, un sonido más cálido. Los cantantes profesionales a veces utilizan este efecto de forma controlada. Para ver cómo funciona, haga pruebas acercándose el micrófono a sus labios mientras canta y observe el cambio que se produce en el sonido.


Electreto:

Un micrófono electreto es similar a un micro de condensador. La cápsula de un micrófono de condensador requiere un voltaje polarizado para cargar el elemento de condensador. Un electreto es un material sintético que está polarizado de forma permanente. Este electreto está unido a la placa trasera, lo que hace que el micro no requiera un voltaje de polarización externo. Sin embargo, un micrófono de condensador electreto sigue necesitando una fuente de alimentación (pilas o alimentación phantom) para dar señal al previo. Estos micros son pequeños, y al igual que los de condensador, son sensibles y ofrecen un sonido suave y natural.


Forma de ocho:

Un micrófono con un patrón polar en forma de ocho capta el sonido procedente de su parte frontal y posterior, pero no la de los laterales (ángulo de 90º). Los micrófonos con este patrón polar en forma de ocho suelen ser por lo general micros de cinta o de gran diafragma.


Frecuencia operativa:

Todos los sistemas de micros inalámbricos transmiten y reciben el sonido en una frecuencia de radio concreta, conocida como frecuencia operativa. El punto crucial a la hora de usar sistemas inalámbricos es elegir la frecuencia operativa correcta. No se pueden combinar al azar frecuencias RF seleccionadas dado que los micrófonos podrían competir entre sí y cada uno de los sistemas podría experimentar interferencias y/o corte de señal (pérdida completa de la señal inalámbrica). Tampoco es posible usar dos sistemas inalámbricos exactamente en la misma frecuencia sobre un mismo escenario. Tampoco es posible usar dos micros inalámbricos a la vez con un mismo receptor. Los sistemas más avanzados ofrecen una mayor selección de frecuencias y flexibilidad, así como la capacidad de combinar más receptores y transmisores para dar servicio a más usuarios.


Frequencia:

Esta medición indica las veces que una onda sonora o de radio oscila en un segundo, y se mide habitualmente en hertzios (Hz). La frecuencia de las vibraciones sonoras está ligada directamente con lo que el oído humano detecta como tono. El término frecuencia junto con los valores asociados a ella nos permite hablar de forma objetiva sobre las características del sonido, en lugar de tener que hacer referencia únicamente al tono. En un sistema de micro inalámbrico, la señal audio es transportada en una onda de radio con una frecuencia determinada. Tanto el transmisor como el receptor deben estar ajustados a la misma frecuencia.


Gran diafragma:

Los términos gran y pequeño diafragma se usan con los micrófonos de condensador. Un gran diafragma tiene un diámetro de, al menos, 1 pulgada (2.54 cm). Los micrófonos de gran diafragma son muy famosos para las grabaciones de la voz ya que añaden armónicos al sonido, lo que hace que las voces suenen más suaves. Los micrófonos de pequeño diafragma disponen de una respuesta en frecuencia plana y tienen un sonido más natural. Esta es la razón por la que son más populares para la grabación de instrumentos.


Hipercardioide :

Los micrófonos hipercardiodes ofrecen un formato de captura incluso más estrecho que los supercardioides y por tanto un mayor nivel de rechazo del sonido o ruido de ambiente, pero también captan sonido procedente de su parte posterior, de ahí la importancia de colocar correctamente los monitores. Los micros hipercardioide son más adecuados a la hora de captar fuentes de sonido individuales dentro de entornos con mucho volumen. Son los más resistentes a los problemas de realimentación.


Impedancia:

Esto describe la resistencia que ofrece un circuito eléctrico al flujo de una corriente alterna (electricidad) que pasa por ella. Se mide en ohmios. Cuanto menor sea esta impedancia, más corriente eléctrica podrá fluir por el micrófono. La impedancia de salida de un micrófono debería ser menor que la impedancia de entrada de la entrada de micrófono de una mesa de mezclas.



Micrófono de cinta:

Un micrófono de cinta es un tipo de micrófono dinámico que usa una cinta para captar el sonido. Habitualmente esta cinta es una fina lámina de algún material conductor de la electricidad. Esta lámina está suspendida entre dos polos de un potente bloque magnético; un extremo conectado a tierra a las piezas polares y el otro externo aislado. Este diseño permite que un voltaje de señal sea formado por la vibración de la lámina dentro del denso campo magnético. Los micrófonos de cinta son habitualmente bidireccionales. Captan el sonido procedente de la parte frontal y posterior del micrófono, pero no de sus laterales (ángulo de 90º).


Micrófono de condensador:

Los micrófonos de condensador son más sensibles y ofrecen un sonido suave y natural, aunque necesitan una fuente de alimentación. Usan un bloque formado por un diafragma cargado eléctricamente y una placa trasera para formar un condensador sensible al sonido. Cuando el sonido hace que el diafragma se mueva, la distancia entre este diafragma y la placa trasera cambia. Esta variación en el espacio modifica la capacidad del condensador y produce la señal eléctrica. Todos los micrófonos de condensador deben disponer de una fuente de alimentación; pueden ser unas pilas colocadas dentro del propio micrófono o por alimentación phantom.


Micrófono dinámico:

Los micrófonos dinámicos tienen una construcción relativamente sencilla y por tanto son más asequibles y resistentes. Pueden aceptar niveles de presión sonora extremadamente altos y raramente se ven afectados por niveles extremos de humedad o temperatura.

Para captar el sonido, los micrófonos dinámicos usan un diafragma, una bobina de voz y un imán. La parte trasera del diafragma está unida a la bobina de voz, que está rodeada por un campo magnético. El sonido captado por el diafragma mueve la bobina de voz dentro de ese campo magnético y genera una señal eléctrica; esa señal es una representación eléctrica del sonido captado.


MixMode:

Los sistemas de monitorización personal in-ear (IEPM) stereo de Shure le ofrecen una función exclusiva conocida como MixMode. Los IEPM stereo reciben dos canales de audio independientes - uno en el oído izquierdo y otro en el derecho (modo stereo). Este MixMode pasa ambas señales a los dos oídos a la vez (mono), pero le permite controlar el balance entre las dos. Esas dos señales pueden ser una mezcla del sonido de su grupo y una mezcla vocal - el MixMode le permite ajustar el balance de nivel de una señal con respecto a la otra.


Omnidireccional:

Los micrófonos omnidireccionales son sensibles por igual a todos los ángulos. Esto implica que captan por igual el sonido procedente de todas las direcciones. Por este motivo, no es necesario que enfoque este micrófono hacia una dirección concreta, lo que resulta especialmente útil para los micros lavalier. Una desventaja de esto es que uno de estos micros omni no puede ser alejado de fuentes no deseadas como altavoces de PA, lo que puede dar lugar a problemas de realimentación.


Patrón polar:

El patrón polar de un micrófono describe su sensibilidad al sonido en relación a la dirección o ángulo del que procede dicho sonido. O, dicho de forma más sencilla; la calidad con la que el micrófono “escucha“ el sonido procedente de distintas direcciones. Los tipos de direccionalidad más habituales son: Omnidireccional, Cardioide y Supercardioide.


Pequeño diafragma:

Los términos gran y pequeño diafragma se usan con los micrófonos de condensador. Un gran diafragma tiene un diámetro de, al menos, 1 pulgada (2.54 cm). Los micrófonos de gran diafragma son muy famosos para las grabaciones de la voz ya que añaden armónicos al sonido, lo que hace que las voces suenen más suaves. Los micrófonos de pequeño diafragma disponen de una respuesta en frecuencia plana y tienen un sonido más natural. Esta es la razón por la que son más populares para la grabación de instrumentos.


Polarizado de forma fija:

La cápsula del micrófono (membrana y placa trasera) de un micrófono de condensador requiere un voltaje polarizante para cargar el elemento de condensador. Si hay un electreto (un material sintético polarizado) unido a la placa trasera, este voltaje polarizante no tendrá que ser suministrado desde el exterior. Sin embargo, un micrófono de condensador electreto seguirá necesitando alimentación eléctrica (vía una pila o alimentación phantom) para dar seña a un previo.


Rango dinámico:

Esto es la diferencia entre el sonido más silencioso y el más potente que puede captar un micrófono. Los dos extremos de este rango son el ruido interno del micrófono y el nivel de presión sonora más alto que puede captar el micrófono. Este valor se mide en decibelios (dB).


Realimentación (feedback):

Durante el funcionamiento normal de cualquier sistema de sonido, el sonido producido por un altavoz puede ser captado por un micrófono. Este sonido vuelve a entrar en el sistema, es amplificado y producido de nuevo por los altavoces, siendo captado por el micro otra vez y haciendo que continúe el ciclo. A esto se le conoce como realimentación o "feedback" ya que el sonido se "realimenta" en el sistema. En determinados puntos puede hacer que el sonido cree un "pitido" sostenido y muy molesto.


Respuesta en frecuencia:

Esto es el rango de frecuencias, de la más baja a la más alta, que puede captar un micrófono. También describe lo sensible que es un micro a unas frecuencias concretas; es decir, si es más sensible a unas frecuencias que a otras. Generalmente hay dos tipos de respuestas:

  • Respuesta en frecuencia plana: Todas las frecuencias audibles (20 Hz – 20 kHz) son captadas por igual por el micrófono. Esta es la respuesta más adecuada para aplicaciones en las que la fuente del sonido tenga que ser reproducida sin cambios o "coloración" del sonido original, por ejemplo para la grabación
  • Respuesta en frecuencia personalizada: Una respuesta personalizada es diseñada habitualmente para enfatizar una fuente de sonido para una aplicación concreta. Por ejemplo, un micrófono puede tener un pico en el rango 2 – 8 kHz de cara a aumentar la inteligibilidad de las voces en entornos en directo.

Ruido interno:

El ruido interno es el ruido eléctrico de un sistema que es producido por el propio sistema. En el campo de la electrónica, todos los componentes producen su propio ruido en tanto en cuanto están a una temperatura por encima del cero absoluto. Si los electrones se mueven se produce ruido. Sume el ruido de los distintos componentes de los circuitos que forman parte de la ruta audio y obtendrá el ruido interno del dispositivo. De igual forma, cuando combina distintos dispositivos juntos en un sistema audio, la suma de los ruidos internos de cada dispositivo nos dará el ruido interno del sistema. Este ruido interno representa el ruido de fondo del dispositivo o sistema. La diferencia entre este nivel de ruido y el nivel de señal del dispositivo es la relación o ratio señal-ruido.


Semicardioide :

Los micrófonos con un "patrón polar semicardioide" son por lo general micros de superficie diseñados para ser montados en superficies planas. Captan el sonido en un formato cardioide pero únicamente en el hemisferio superior a la superficie de montaje.


Sensibilidad:

Esto indica la cantidad de señal eléctrica que produce un micrófono para un nivel de presión sonora determinado (SPL). En la mayoría de los casos la sensibilidad es medida con un nivel de presión sonora de 94 dB (1 Pascal). Cuanto mayor sea la sensibilidad, más "potente" será el micrófono. Se mide en [mV/Pa] o [dB/Pa].


Supercardioide:

Los micrófonos supercardioides ofrecen un patrón de captura más estrecho que el de los cardioides y un mayor nivel de rechazo del sonido de ambiente. Pero dado que también captan algo de sonido en su parte posterior, resulta fundamental colocar los monitores correctamente. Los micros supercardioides resultan más adecuados cuando necesite captar la señal de fuentes sonoras individuales dentro de entornos con mucho nivel de volumen. Son también muy resistentes a la realimentación.


THD:

La distorsión armónica total o THD es una medida de la cantidad de ruido eléctrico que produce un dispositivo y es la más habitual de las medidas del campo del audio, salvo quizá la respuesta en frecuencia. Para realizar esta medición, es pasada una única frecuencia con una onda sinusoidal de una pureza armónica conocida a través de la unidad a comprobar y después a través de un instrumento de medición de la distorsión. En base a un nivel de referencia de medición, el instrumento elimina la frecuencia usada para el test y deja pasar la señal restante a través de un grupo de filtros de limitación de banda, ajustados a la anchura de banda objetivo (habitualmente 20 Hz-20 kHz). Todo lo que queda será el ruido, incluyendo cualquier zumbido de línea eléctrica o zumbidos de interferencias, etc. así como las distorsiones armónicas generadas por la unidad.


Tipo de transductor:

Un transductor convierte la energía de un formato en otro. En el caso de un micrófono, convierte la energía sonora en una señal eléctrica. Los dos tipos de transductor más habituales son el dinámico y el de condensador.


Transductor:

Un transductor convierte la energía de un formato en otro. En el caso de un micrófono, convierte la energía sonora en una señal eléctrica. Los dos tipos de transductor más habituales son el dinámico y el de condensador.