¿Qué es la monitorización personal?

Para conocer la monitorización in-ear es necesario entender primero qué es la monitorización y por qué es necesaria. El proceso de monitorización se reduce en la capacidad de escuchar (monitorizar) la actuación conforme esté sucediendo, para saber exactamente lo que están haciendo cada uno de los de músicos sobre el escenario.

La monitorización de escenario comenzó en los años 60, al descubrir los grupos de rock cada vez más potentes que si todos los músicos podían escuchar lo que hacían los otros, la interpretación final era mejor. En su momento esto se conseguía enviando mezclas de sonido específicas a altavoces colocados en el suelo ("monitores de cuña"). Estos altavoces marcaron el comienzo de la era de la monitorización tal como la conocemos ahora, pero eran muy pesados, ruidosos y su sonido se centraba en el punto en el que estaban colocados.

Hoy en día, los sistemas de monitorización in-ear permiten escuchar de forma independiente lo que se desee, sin afectar por ello la señal de los otros músicos. Estos sistemas están compuestos por sistemas de amplificación cómodos y portátiles que sustituyen los pesados monitores de cuña por auriculares que se colocan "dentro del canal auditivo" (de ahí su denominación de"intraurales").

 

¿Qué ventajas tiene la monitorización personal in-ear?

La monitorización convencional se consigue por medio de grandes y pesados altavoces o monitores de cuña colocados sobre el escenario. La monitorización in-ear, por contra, ofrece una forma mucho más precisa y cómoda de monitorizar la señal:

  • Calidad de sonido: Cuando se utiliza un sistema in-ear, se puede disfrutar de una mezcla de sonido limpia a niveles más bajos, con un sonido de mayor fidelidad y con menos interrupciones debidas a ruidos exteriores. Además, el sonido para el público también es mejor, dado que los sistemas de monitorización in-ear eliminan la realimentación y el potente ruido de escenario que a veces se producía por el rebote de los altavoces de los monitores de cuña captado por los micrófonos del escenario.
  • Movilidad: Los monitores de cuña centraban su sonido en un único punto. Con la monitorización in-ear, los altavoces se mueven con usted, dentro de sus oídos, por lo que puede ampliar su rango de movimientos en el escenario y escuchar su señal con total precisión allí donde quiera que vaya.
  • Portabilidad: Un sistema in-ear completo cabe en una pequeña funda, por lo que lo puede llevar a cualquier sitio. Porque los monitores de cuña no solo son ruidosos, ¡sino también grandes sobre el escenario y pesados a la hora de transportarlos!

 

¿Dónde se puede usar la monitorización personal in-ear?

¿Dónde se puede usar la monitorización in-ear? Por lo general, se pueden usar los sistemas de monitorización in-ear prácticamente en cualquier aplicación en la que se necesite un sistema de monitorización.

  • En un escenario: Los grupos en giras se pueden beneficiar de la capacidad que ofrecen estos sistemas para controlar su propia mezcla personal. Además, estos sistemas reducen los esfuerzos de transporte al no hacer necesarios los monitores de cuña y amplificadores de monitorización.
  • Salas de ensayos: La monitorización in-ear-convierte la sala con la peor acústica posible en un buen espacio de ensayo. Gracias a estos sistemas no se puede ensayar más y mejor y también reducirá la sobrecarga de su voz y pitidos de oídos.
  • Estudio de grabación: Durante la grabación, los músicos con sistemas in-ear pueden controlar su nivel de volumen y ajustar por si mismos el volumen de las pistas de apoyo. También pueden disfrutar del confort que suponen unos pequeños auriculares intraurales si lo comparamos con los grandes cascos tradicionales. Los auriculares intraurales de aislamiento de sonido también reducen los ruidos externos y la posibilidad de captación de señal por el micro durante los doblajes vocales.
  • Intérpretes de música clásica: Especialmente a la hora de captar la señal de instrumentos acústicos, los monitores de cuña tienden a producir realimentación. Tanto sobre el escenario como en la sala de ensayos, los sistemas de monitorización in-ear ofrecen una opción de monitorización discreta a los músicos sin que tengan que sacrificar la calidad de sonido que disfrutará el resto del público.
  • Actores de teatro, cantantes de ópera, etc.: Estos intérpretes estarán encantados de tener un escenario más limpio y despejado gracias a la ausencia de monitores de cuña. Pero la mayor de las ventajas de la monitorización in-ear, en estos casos, es la posibilidad de que actores, actrices y staff escuchen las instrucciones del director sin que se entere el público.
  • Entornos broadcast: Aparte de las ventajas en cuanto a la calidad del sonido, los sistemas de monitorización in-ear-ayudan a los reporteros y personal de emisoras a aislarse del ruido exterior. También les permiten controlar la señal de eventos con enlace vía satélite y pueden ser usados por operadores de cámaras, managers de platós y presentadores como un sistema inalámbrico interrumpible de retorno (IFB).