Colocación de micrófonos: Voces

En la grabación de voces se pueden usar micrófonos con distintos patrones polares. Consideremo,s por ejemplo, la grabación de un grupo coral o un pequeño grupo vocal. Colocar los cantantes en círculo alrededor de un micro omnidireccional permite a los cantantes con más práctica cantar tal como lo harían en directo: creando una perfecta mezcla de voces al cambiar sus niveles y timbres mientras cantan. Para esta misma aplicación también se puede usar dos micros cardioides, colocados en 180º el uno del otro. Un micro omnidireccional también puede ser una buena elección para un único cantante.

Si el cantante está dentro de una sala con mucha ambientación y reverb que se añada para darle el efecto adecuado, el micro omnidireccional captará también ese sonido de la sala junto con la voz directa del cantante. Cambiando la separación del cantante con respecto al micro podrá ajustar el balance entre la voz directa y el ambiente.

Cuanto más cerca esté el cantante con respecto al micro, más señal directa será captada en comparación con la señal de ambiente. En el entorno de grabación vocal standard habitualmente lo que se busca es capturar solo la voz. Esto requiere aislar la voz y usar un micro unidireccional. Puede conseguir aislar la señal por medio de difusores colocados alrededor del cantante, como una especie de "coraza" o con algún otro sistema que reduzca el sonido reflejado por la sala. Recuerde que incluso un atril puede dar lugar a reflexiones en el micro. El eje del micrófono debería estar orientado habitualmente a algún punto entre la nariz y la boca del cantante para captar todo el sonido de la voz.

Aunque se suele colocar el micro directamente delante de la boca del cantante, una colocación ligeramente fuera del eje puede ayudarle a evitar los sonidos plosivos que se producen en determinadas consonantes como la “p”, “b”, “d” o “t” y algunos casos de exhalaciones bruscas de aire. Colocar el micro incluso aun más fuera del eje, o usar un filtro anti-pops accesorio puede ser necesario para eliminar totalmente este problema. Aunque muchas veces las voces son grabadas a nivel profesional en cabinas aislantes con un micrófono de condensador cardioide, también se utilizan otros métodos para la grabación de la voz.

Por ejemplo, a un cantante de rock es posible que le resulte incómodo cantar dentro del entorno aislado que hemos descrito antes. Estará más acostumbrado a cantar en un entorno con mucho ruido y con un monitor como referencia ya que ese es su entorno de interpretación típico que le obliga a cantar a un mayor volumen para escucharse a si mismo. Y esto es una situación muy difícil de recrear con auriculares. Una técnica que es usada con bastante éxito para estos casos es hacer que el cantante realice su interpretación en la sala de control. Esto resulta especialmente útil para pequeños estudios de proyecto en los que todo está en una única sala.

En ese entorno se puede usar un micrófono dinámico supercardioide junto con los monitores del estudio. El cantante se deberá colocar mirando hacia los monitores para escuchar la mezcla de la música y de su propia voz. Los micros supercardioides rechazan una gran cantidad del sonido proyectado desde los altavoces siempre y cuando el eje trasero del micro esté dirigido a un punto entre los altavoces y estos estén orientados hacia el ángulo muerto del micro (a unos 65 grados a cada lado de su eje trasero). Como en el sonido en directo